Contenido:

Castillo de Neuschwanstein

Comedor

Tras una antesala revestida de madera de roble el visitante accede a los aposentos privados de Luis II, destinados a vivienda y trabajo. La antesala disponía ya desde 1885 de un sistema de timbres eléctrico, con el cual se podía llamar a los criados desde cualquier habitación.

 

Imagen: Comedor

Las pinturas murales del Comedor muestran escenas con Wolfram von Eschenbach y con otros minnesänger o cantores galantes y están enmarcadas por un revestimiento de madera de roble tallado en bajo relieve. En la mesa del comedor hay un centro de mármol y bronce dorado de Sigfrido luchando con el dragón. Como en todas las estancias privadas del rey, los textiles están trabajados de manera muy lujosa, aquí de seda roja con bordado en oro y orla.


| subir |